•  

    La tierra es el medio de cultivo más sencillo y natural para cultivar cannabis y por lo tanto la elección ideal si te estás iniciando o si quieres hacer un cultivo lo más ecológico y sencillo posible. 

     

    En el mercado existen multitud de sustratos, normalmente mezcla de turbas, humus de lombriz, fibra de coco y en ocasiones algunos materiales sintéticos que ayudan a mantener la humedad y la esponjosidad. Las características de cada tierra la hacen más o menos apta para cada tipo de cultivo y para cada fase del desarrollo de las plantas.

     

    Germinación y enraizado de esquejes:

     

    La fases de germinación y enraizado son esenciales para cultivar con éxito. Durante dichas fases, una sobrefertilización puede ser letal para nuestras plántulas de marihuana. 

     

    Lo más apropiado en estos casos es usar tierras con bajo contenido en fertilizantes, de manera que tengamos un control total del alimento que le estamos proporcionando a nuestras plantas. 

     

    Dos buenos ejemplo de este tipo de tierra son Light Mix de Biobizz y Atami Ata Janeco Light Mix. Ambas son tierras con una consistencia muy esponjosa y ligeramente abonadas, características que favorecen un rápido crecimiento de las raíces. 

     

    Algunos cultivadores continúan utilizando este tipo de tierra durante todo el cultivo para poder controlar de forma exacta los nutrientes aportados. Esa forma de trabajar exige mayor atención, ya que transcurridos unos pocos días la planta no tendrá alimento a no ser que se lo proporcionemos nosotros.

     

    Fases de crecimiento y floración:

     

    Durante las fases de crecimiento y floración, las plantas necesitan mucho más alimento para poder crear en primer lugar una estructura sólida que sirva de soporte para los futuros cogollos y en segundo lugar una producción de flores grandes y de calidad . En este caso conviene usar sustratos más ricos en nutrientes. 

     

    Como la oferta de este tipo de sustratos es muy amplia, os proponemos nuestras opciones favoritas:

     

    All-Mix es un sustrato con alto contenido en fertilizantes que permite un exuberate crecimiento sin necesidad de añadir nutrientes durante las dos primeras semanas.

     

    Ata Bi Grow Mix es una tierra diseñada especialmente para la fase de crecimiento. Ha sido fertilizada suavemente y de forma ecológica para cubrir los primeros días del cultivo, tras los cuales debemos añadir fertilizantes líquidos.

     

    Ata Organics Kilomix contiene un alto contenido en fertilizantes. Permite a las plantas de cannabis alimentarse durante un largo periodo de tiempo. Esta característica asegura que las plantas se desarrollen sin carencias de nutrientes.

     

    En nuestra sección de sustratos podéis encontrar algunas tierras más, además de otros sustratos como coco o lana de roca.